TIPS para cuidar su Piel en el Invierno

Debes saber que es importante evitar largos baños calientes. Además, el jabón debe utilizarse con moderación debe evitarse por completo durante esta temporada. La bajada de temperaturas debemos prestar especial atención a nuestra piel, ya que está podría resecarse.

En verano somos conscientes de que debemos cuidar nuestra piel, ya que sabemos que el sol podría dañarla. Sin embargo, en invierno nos descuidamos y dejamos de prestarle atención. Esto es un error ya que, con la bajada de temperaturas, estamos igualmente expuestos a factores negativos que pueden dañar nuestro rostro.

El frío, el viento y la humedad son los principales factores que pueden perjudicar a nuestra piel durante esta época del año. El principal efecto negativo es la deshidratación del rostro pero, pueden producirse también otro tipo de alteraciones cutáneas.

A continuación las siguientes recomendaciones:

Uso de Cremas hidratantes. La fórmula para combatir y prevenir la deshidratación de la piel es fácil y sencilla. Aplícate una crema hidratante a diario en la cara, el cuerpo y los pies.

Use Guantes y calcetines. Para evitar que la piel de tus manos y pies se reseque, utiliza guantes en los días de frío y calcetines en los pies. Además, es importante que el calzado que uses sea adecuado.

Ropa con Tejidos Naturales. Lo mejor es que utilicemos tejidos naturales para vestirnos, como la lana, el lino o el algodón, ya que son los que permiten que la piel transpire mejor.

Temperatura del agua. Debemos evitar las duchas con agua muy caliente, ya que podrían tener un efecto negativo en la piel, al dificultar la circulación. Para las piernas es aconsejable utilizar agua fría.

Limpieza de la Piel. Es muy importante que limpiemos la piel del rostro, todas las mañanas y por las noches antes de dormir, de una forma tonificada. Para ello debemos utilizar productos adecuados según el tipo de piel (seca, mixta o grasa).

Dígale No al alcohol ni al tabaco. Si queremos presumir de piel, debemos reducir el consumo de alcohol y de tabaco, ya que ambos producen vasoconstricción.

Para Niños y ancianos. En la vejez y en la niñez la piel se vuelve más delicada, necesitando unos cuidados especiales. Para los niños es aconsejable aplicarles una leche corporal, mañana y noche, que mantenga su cuerpo y rostro hidratado. En el caso de las personas mayores, lo mejor es utilizar una crema específica.

Usar Antioxidantes. Es bueno utilizar productos antioxidantes que ayudarán a la piel a defenderse de agresiones externas y aumentarán nuestro bienestar general.

En la Alimentación. Por último, recordaros que de nada sirve que utilicemos cremas, tónicos y demás productos para el cuidado de la piel, si luego no seguimos una dieta adecuada. Los alimentos que consumimos pueden estar boicoteando los cuidados que realizamos.

Duchas: Limite sus duchas a menos de 10 minutos, y asegurarse de que sólo utilice agua tibia.

Sustituya el Jabón con limpiadores hidratantes, ya que este puede causar daño y sequedad.

En caso de piel muy seca, use limpiadores sin jabón para recibir cuidado adicional.

Todas estas recomendaciones hará que su piel se mantendrá sana y bonita durante todo el invierno.

Rate this post

Leave a Reply

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.